Baterías secundarias comerciales: clave para furgoneta camper

Una parte fundamental para la instalación de una furgoneta camper es una batería secundaria. Estas baterías se destinan a alimentar las funciones de vivienda de nuestra furgoneta y elegir la batería apropiada es vital para poder viajar sin preocupaciones.

Índice de Contenido
  1. ¿Por qué necesito una segunda batería en una camper?
  2. Tipos de batería para furgonetas camper
    1. Baterías de ácido
    2. Baterías AGM
    3. Baterías de gel
    4. Baterías de litio
  3. ¿Qué amperaje necesito para mi furgoneta camper?

¿Por qué necesito una segunda batería en una camper?

Tanto los coches como las furgonetas vienen equipadas de serie con una batería principal. Sin embargo, esta batería no es suficiente para alimentar los accesorios de la zona de vivienda de una furgoneta camper. Si intentamos utilizar la batería principal para alimentar estos accesorios, corremos el riesgo de quedarnos sin batería al intentar arrancar el vehículo.

Para evitar esta situación desagradable, es necesario contar con una segunda batería. Esta batería secundaria se carga a través del alternador, al igual que la batería principal, pero se aísla del circuito cuando el motor no está en funcionamiento. De esta manera, el consumo eléctrico de los elementos de la vivienda no afectará a la batería principal.

Es importante asegurar toda la instalación eléctrica de la furgoneta camper mediante la elección de un cableado con la sección apropiada, un fusible adecuado y, si es necesario, un cortacorrientes. Además, se debe tener en cuenta el tamaño y la capacidad de la batería secundaria para satisfacer las necesidades de consumo eléctrico de la furgoneta.

Tipos de batería para furgonetas camper

Existen varios tipos de baterías que se pueden utilizar como baterías secundarias en una furgoneta camper. A continuación, se presentan los tipos más comunes:

Baterías de ácido

Las baterías de ácido son las baterías de plomo y ácido que se utilizan comúnmente como baterías principales en los vehículos. Sin embargo, no son las más indicadas para una camper debido a su baja resistencia a los ciclos de descarga lenta, su volumen y su peso. Estas baterías deben instalarse siempre en posición vertical y su precio varía entre los 100 y los 150 euros.

Baterías AGM

Las baterías AGM (Absorbed Glass Material) son más seguras que las baterías de ácido. Estas baterías están completamente selladas y no contienen sustancias químicas tóxicas. Pueden instalarse en cualquier posición, lo que facilita su ocultación en el interior de una camper. Tienen una vida útil larga, un bajo índice de autodescarga y son adecuadas para responder a las cargas de una instalación fotovoltaica. El precio de estas baterías varía entre los 150 y los 400 euros.

Baterías de gel

Las baterías de gel son similares a las baterías AGM, pero su durabilidad es mucho mayor. Estas baterías pueden durar hasta 12 años y se pueden colocar en casi cualquier posición. Sin embargo, no son compatibles con las cargas del alternador y requieren un cargador de baterías especial para cargarlas correctamente. El precio de estas baterías es un poco más alto que el de las baterías AGM.

Baterías de litio

Las baterías de litio son las mejores opciones de almacenamiento de energía para una furgoneta camper. Estas baterías pueden soportar descargas profundas, son más ligeras y compactas que las demás opciones. Sin embargo, su precio es significativamente más alto que el de las otras baterías.

¿Qué amperaje necesito para mi furgoneta camper?

Para determinar el amperaje adecuado para la batería secundaria de una furgoneta camper, es necesario calcular el consumo eléctrico aproximado al día. Esto se puede hacer teniendo en cuenta la potencia de cada accesorio, el voltaje de 12V y el tiempo de uso aproximado en horas al día. El resultado de este cálculo será el amperaje que se necesita para alimentar los accesorios de la furgoneta.

Tener en cuenta que las baterías secundarias no deben sufrir descargas profundas, por lo que se recomienda no utilizar más del 50% de su capacidad. Dependiendo del equipamiento y del tiempo de uso, el consumo total puede variar entre 40 y 50 amperios. Por lo tanto, se recomienda instalar baterías con una capacidad mínima de 100 Ah.

En cualquier caso, es recomendable instalar baterías con una capacidad superior para garantizar un suministro eléctrico adecuado. Por ejemplo, una batería AGM de 120 Ah puede ser suficiente para una furgoneta camper equipada con nevera, calefacción, iluminación LED, inversor, cargas USB y grifo para el fregadero.

Elegir la batería secundaria adecuada es esencial para garantizar un suministro eléctrico confiable en una furgoneta camper. Las baterías AGM y de gel son las opciones más recomendadas debido a su seguridad, durabilidad y capacidad de respuesta a las cargas de una instalación fotovoltaica. El amperaje necesario dependerá del consumo eléctrico de la furgoneta, por lo que es importante calcularlo correctamente para elegir la capacidad adecuada de la batería secundaria.

Recuerda siempre consultar con un experto en baterías y realizar una instalación adecuada para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente de tu furgoneta camper.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Baterías secundarias comerciales: clave para furgoneta camper? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información