Infecciones renales: causas, síntomas y tratamientos

Las infecciones renales, también conocidas como pielonefritis, son causadas por bacterias o virus que se propagan desde otras partes del sistema urinario hacia los riñones. Estas bacterias o virus pueden provenir de la vejiga, los uréteres o la uretra, o incluso de otras partes del cuerpo. Además, una obstrucción en el flujo de orina en las vías urinarias puede conducir a una infección renal. Esto puede ocurrir debido a la presencia de piedras en los riñones, agrandamiento de la próstata o problemas en la forma de las vías urinarias.

Índice de Contenido
  1. ¿Quiénes tienen mayor riesgo de infección renal?
  2. Síntomas de infección renal
  3. Tratamiento de las infecciones renales
    1. Prevención de las infecciones renales

¿Quiénes tienen mayor riesgo de infección renal?

Aunque cualquier persona puede tener una infección renal, existen ciertos factores que aumentan el riesgo. Por ejemplo, las mujeres son más propensas a las infecciones renales debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano, lo que facilita que las bacterias ingresen al sistema urinario. Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo debido a los cambios hormonales que afectan el funcionamiento del sistema urinario.

Otros grupos de riesgo incluyen a las personas con diabetes, aquellas con un sistema inmunitario debilitado (como las personas con VIH o que toman medicamentos inmunodepresores), personas que han sufrido lesiones en los nervios o en la médula espinal, quienes usan sondas para vaciar la vejiga y aquellos con reflujo vesicoureteral (RVU), una condición en la que la orina fluye hacia atrás desde la vejiga hacia los riñones.

Síntomas de infección renal

Los síntomas de una infección renal pueden variar, pero generalmente incluyen dolor intenso en los costados y la espalda, debajo de las costillas, que puede propagarse hacia el abdomen y la ingle. También se puede experimentar dolor o ardor al orinar, necesidad frecuente de orinar en pequeñas cantidades, orina de color rosado, rojo o marrón, y fiebre acompañada de escalofríos.

Es importante buscar atención médica si se presentan estos síntomas, especialmente si se experimenta un dolor intenso que no permite encontrar una posición cómoda, acompañado de náuseas, vómitos, sangre en la orina o dificultad para orinar.

Tratamiento de las infecciones renales

El tratamiento de las infecciones renales generalmente implica el uso de antibióticos para eliminar las bacterias o virus causantes de la infección. Es importante completar todo el curso de antibióticos recetados por el médico para asegurar la eliminación completa de la infección.

Además, se recomienda beber abundante agua para ayudar a eliminar las bacterias a través de la orina. El reposo y la aplicación de calor en la zona afectada también pueden aliviar los síntomas. En casos más graves o recurrentes, puede ser necesario recurrir a procedimientos médicos o quirúrgicos para tratar la infección.

Prevención de las infecciones renales

Para prevenir las infecciones renales, es importante mantener una buena higiene personal, especialmente en el área genital. Se recomienda orinar después de tener relaciones sexuales para eliminar las bacterias que pueden haber ingresado al sistema urinario. Además, es importante mantener una adecuada hidratación y evitar el estreñimiento, ya que este último puede aumentar el riesgo de infecciones urinarias.

Las infecciones renales son causadas por bacterias o virus que se propagan desde otras partes del sistema urinario hacia los riñones. Las mujeres, las personas con diabetes, un sistema inmunitario debilitado o con problemas en las vías urinarias, así como aquellos con reflujo vesicoureteral, tienen un mayor riesgo de desarrollar una infección renal. Los síntomas incluyen dolor intenso en los costados y la espalda, dificultad para orinar y fiebre. El tratamiento generalmente implica el uso de antibióticos y la ingesta de agua abundante. Para prevenir las infecciones renales, se recomienda mantener una buena higiene personal y una adecuada hidratación.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Infecciones renales: causas, síntomas y tratamientos? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información