Tens batería recargable: alivio del dolor y aplicaciones

El TENS (Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea, por sus siglas en inglés) es una técnica terapéutica no invasiva que utiliza corriente eléctrica de baja frecuencia para aliviar el dolor. El TENS es ampliamente utilizado en la fisioterapia y se ha convertido en una opción popular para el manejo del dolor en diversas patologías musculoesqueléticas.

Índice de Contenido
  1. Cuando no usar el TENS
    1. Indicaciones del TENS
    2. Tratamientos con TENS
  2. Función del TENS
  3. Consultas habituales sobre el TENS
    1. ¿El TENS es seguro?
    2. ¿El TENS es efectivo para todos los tipos de dolor?
    3. ¿Cuánto tiempo se debe utilizar el TENS?
    4. ¿Se puede utilizar el TENS en casa?

Cuando no usar el TENS

Antes de comenzar a utilizar el TENS, es importante conocer las contraindicaciones de esta técnica. Si bien el TENS es seguro y efectivo en la mayoría de los casos, existen ciertas situaciones en las que no se debe utilizar. Estas contraindicaciones incluyen:

  • No utilizar el TENS en pacientes con marcapasos.
  • No utilizar el TENS en los ojos, sobre los mismos o que la corriente los atraviese.
  • No utilizar el TENS directamente sobre heridas o zonas de la piel irritada o lesionada.
  • No utilizar el TENS en pacientes epilépticos, a menos que sea prescrito por un médico.
  • No utilizar el TENS en zonas de escasa o nula sensibilidad.
  • No utilizar el TENS en los primeros meses del embarazo o sobre el abdomen en cualquier periodo de la gestación.
  • No utilizar el TENS en pacientes con arritmias u otras enfermedades del corazón, a menos que sea recomendado por su cardiólogo.
  • No utilizar el TENS en pacientes con dolores agudos o crónicos que estén pendientes de diagnosticar.
  • No utilizar el TENS en situaciones en las que la falta de atención pueda generar un accidente, especialmente contraindicado su uso conduciendo o utilizando equipamientos que supongan un riesgo.

Es importante seguir las especificaciones y recomendaciones del fabricante en cuanto a las contraindicaciones, así como las normas de seguridad e higiene que acompañan a cada dispositivo TENS.

Indicaciones del TENS

El TENS se utiliza en diversas patologías musculoesqueléticas para aliviar el dolor. Algunas de las indicaciones más comunes incluyen:

  • Dolor agudo en patologías de origen musculoesquelético.
  • Dolor crónico musculoesquelético.
  • Dolor difuso amplio.
  • Procesos inflamatorios agudos.

El TENS se utiliza bajo la supervisión de un fisioterapeuta o profesional de la salud, y los parámetros de tratamiento pueden variar según las necesidades de cada paciente. A continuación, se presentan algunos ejemplos de tratamientos con TENS para diferentes patologías:

tens bateria recargable - Cuando no usar el TENS

Tratamientos con TENS

Dolor agudo en patologías de origen musculoesquelético:

  • Frecuencia: de 50 a 150 Hertzios.
  • Duración del impulso: entre 20 y 200 microsegundos.
  • Percepción del paciente: hormigueo sin resultar molesto.
  • Tiempo: de 20 minutos a una hora.
  • Sesiones: de tres por semana a varias veces al día según los resultados.

Dolor crónico musculoesquelético:

  • Frecuencia: de 15 a 150 Hertzios.
  • Duración del impulso: entre 20 y 200 microsegundos.
  • Percepción del paciente: hormigueo intenso próximo a una sensación desagradable.
  • Tiempo: de 20 minutos a una hora.
  • Sesiones: tres por semana.

Dolor difuso amplio:

tens bateria recargable - Cuál es la función del TENS

  • Frecuencia: de 2 a 4 Hertzios.
  • Duración del impulso: entre 20 y 200 microsegundos.
  • Percepción del paciente: hasta percibir contracción muscular.
  • Tiempo: de 20 minutos a una hora.
  • Sesiones: tres por semana.

Procesos inflamatorios agudos:

  • Frecuencia: de 80 a 120 Hertzios.
  • Duración del impulso: entre 100 y 150 microsegundos.
  • Percepción del paciente: hormigueo sin resultar molesto.
  • Tiempo: de 20 minutos a una hora.
  • Sesiones: de tres por semana a varias veces al día según los resultados.

Estos son solo algunos ejemplos de tratamientos con TENS para diferentes patologías. Es importante adaptar los parámetros de tratamiento a las necesidades de cada paciente y seguir las recomendaciones de un profesional de la salud.

Función del TENS

La función principal del TENS es aliviar el dolor a través de la estimulación eléctrica de los nervios. La corriente eléctrica de baja frecuencia emitida por el TENS estimula los nervios periféricos, lo que produce una sensación de hormigueo o cosquilleo en la zona tratada.

El TENS actúa de varias maneras para aliviar el dolor:

  • Estimulación de las fibras nerviosas: La corriente eléctrica del TENS activa las fibras nerviosas de tipo A-beta, que transmiten señales táctiles y de presión al cerebro. Esta estimulación táctil puede inhibir la transmisión de señales de dolor.
  • Estimulación de la liberación de endorfinas: El TENS puede estimular la liberación de endorfinas, que son neurotransmisores naturales del cuerpo con propiedades analgésicas y que ayudan a aliviar el dolor.
  • Modulación de la percepción del dolor: El TENS puede modular la percepción del dolor al afectar la actividad de las fibras nerviosas del dolor, reduciendo así la sensación de dolor.

El TENS es una técnica terapéutica efectiva para el alivio del dolor en diversas patologías musculoesqueléticas. Su función principal es estimular los nervios a través de corriente eléctrica de baja frecuencia, lo que produce un alivio del dolor y puede ayudar en la recuperación de diferentes lesiones.

Consultas habituales sobre el TENS

¿El TENS es seguro?

Sí, el TENS es seguro cuando se utiliza correctamente y siguiendo las indicaciones del fabricante y un profesional de la salud. Sin embargo, tener en cuenta las contraindicaciones y no utilizar el TENS en ciertas situaciones, como en pacientes con marcapasos o en zonas de la piel irritada o lesionada.

¿El TENS es efectivo para todos los tipos de dolor?

El TENS puede ser efectivo para aliviar diferentes tipos de dolor, pero su efectividad puede variar según la patología y las características individuales de cada paciente. Es importante consultar con un profesional de la salud para determinar si el TENS es adecuado en cada caso específico.

¿Cuánto tiempo se debe utilizar el TENS?

La duración del tratamiento con TENS puede variar según la patología y las necesidades individuales de cada paciente. En general, las sesiones de TENS suelen tener una duración de 20 minutos a una hora, y se pueden realizar varias veces a la semana según los resultados obtenidos.

¿Se puede utilizar el TENS en casa?

Sí, el TENS se puede utilizar de forma domiciliaria bajo la supervisión de un profesional de la salud. Es importante seguir las indicaciones y recomendaciones del fisioterapeuta o médico para utilizar correctamente el TENS en casa.

El TENS batería recargable es una técnica terapéutica efectiva para el alivio del dolor en diversas patologías musculoesqueléticas. El uso adecuado del TENS, siguiendo las indicaciones y contraindicaciones, puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes y acelerar su proceso de recuperación. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de utilizar el TENS y seguir sus recomendaciones para obtener los mejores resultados.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Tens batería recargable: alivio del dolor y aplicaciones? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información