Baterías quemadas en vehículos eléctricos: causas y soluciones

Las baterías quemadas son un problema preocupante en el entorno de los vehículos eléctricos (EV). Cuando una batería de un EV se quema, puede ser debido a una fuga térmica, que es una reacción en cadena que ocurre cuando una celda de la batería se sobrecalienta. Esto puede ser causado por daños físicos externos, sobrecalentamiento o sobrecarga. También puede ser desencadenado por problemas internos como defectos de fabricación o cortocircuitos dentro de la celda de la batería.

Una de las principales preocupaciones con las baterías de EV que se queman es que las baterías de iones de litio, que son las más comunes en los vehículos eléctricos actuales, contienen electrolitos líquidos inflamables. Esto las hace más propensas a incendiarse y explotar cuando se dañan o se manejan de manera inadecuada. Además, existe un riesgo específico llamado dendritas de litio, que son pequeñas proyecciones en forma de aguja que pueden desarrollarse en el ánodo durante la carga. Si estas dendritas crecen lo suficiente, pueden perforar el separador, provocando un cortocircuito y una fuga térmica.

Índice de Contenido
  1. La importancia de la integridad de la estructura de la batería
  2. Incidentes recientes de baterías quemadas
  3. El camino hacia baterías más seguras

La importancia de la integridad de la estructura de la batería

La integridad de la estructura de la batería y la calidad del separador son factores cruciales para garantizar la seguridad de una batería EV. Las baterías de calidad se someten a varias pruebas de esfuerzo antes de salir de fábrica, incluida una prueba de perforación que simula un cortocircuito causado por el daño simultáneo de los electrodos positivo y negativo y del separador.

A pesar de los riesgos asociados con las baterías quemadas, tener en cuenta que estos incidentes son relativamente raros. Los fabricantes, investigadores e instituciones están trabajando constantemente para mejorar la seguridad de las baterías de EV. Un enfoque prometedor es el desarrollo de baterías de estado sólido, que reemplazan el electrolito líquido inflamable por uno sólido no inflamable. Sin embargo, estas baterías aún se encuentran en la etapa de investigación y desarrollo.

Incidentes recientes de baterías quemadas

En los últimos años, ha habido algunos incidentes destacados de baterías quemadas en vehículos eléctricos. En agosto de 2023, un NIO ES8 chocó en China y estalló en llamas, cobrando la vida del conductor. A fines de julio del mismo año, un Tesla Model Y también estalló en llamas después de chocar con un sedán Audi en China.

Estos incidentes resaltan la importancia de seguir mejorando la seguridad de las baterías de EV. Las amenazas externas como accidentes y altas temperaturas, así como las preocupaciones internas como el recubrimiento de litio, son factores que se deben abordar para garantizar la seguridad de las baterías.

El camino hacia baterías más seguras

La búsqueda de baterías más seguras y eficientes ha llevado al desarrollo de baterías de estado sólido. Estas baterías reemplazan el electrolito líquido inflamable por un material sólido inmóvil y térmicamente estable. Sin embargo, el camino hacia la adopción generalizada de estas baterías ha sido desafiante debido a obstáculos tecnológicos y de producción.

La impresión 3D ha surgido como una técnica prometedora para la fabricación de baterías de estado sólido. Los investigadores han utilizado la impresión 3D para crear estructuras tridimensionales que mejoran la resistencia mecánica y evitan fracturas fáciles. Sin embargo, aún existen desafíos importantes que deben superarse antes de que estas técnicas puedan convertirse en soluciones viables a gran escala.

Las baterías quemadas son un problema preocupante en el entorno de los vehículos eléctricos. La fuga térmica es una de las principales causas de los incendios de baterías, y las baterías de iones de litio son especialmente propensas a este problema debido a sus electrolitos líquidos inflamables. La integridad de la estructura de la batería y la calidad del separador son factores clave para garantizar la seguridad de las baterías de EV. Aunque los incidentes de baterías quemadas son relativamente raros, los fabricantes e investigadores continúan trabajando para mejorar la seguridad de las baterías, incluyendo el desarrollo de baterías de estado sólido. A medida que avanzamos hacia un futuro más eléctrico, es importante seguir innovando y mejorando las medidas de seguridad para garantizar un transporte sostenible y seguro.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Baterías quemadas en vehículos eléctricos: causas y soluciones? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información