Batería de hidrógeno toyota: la alternativa sostenible para la movilidad

En los últimos años, la industria automotriz ha experimentado un creciente interés por desarrollar tecnologías más limpias y sostenibles. Una de las soluciones que ha ganado popularidad es la batería de hidrógeno, que ofrece una alternativa prometedora a los vehículos eléctricos convencionales. Toyota, uno de los principales fabricantes de automóviles del entorno, ha sido pionero en esta tecnología con su modelo Mirai.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué diferencias hay entre las baterías de los autos eléctricos y el hidrógeno vehicular?
  2. ¿Qué tipo de combustible usa el Toyota Mirai?
  3. ¿Cómo se cargan los coches de hidrógeno?

¿Qué diferencias hay entre las baterías de los autos eléctricos y el hidrógeno vehicular?

Para comprender las ventajas de la batería de hidrógeno, es importante conocer las diferencias fundamentales con respecto a las baterías de los autos eléctricos convencionales.

Un vehículo eléctrico convencional funciona con la electricidad almacenada en una batería, que se recarga cuando se agota. Por otro lado, un vehículo de pila de combustible de hidrógeno, como el Toyota Mirai, produce su propia electricidad a través de una reacción química en su pila de combustible.

Una de las principales ventajas de la batería de hidrógeno es su tiempo de repostaje. Mientras que un automóvil eléctrico convencional puede tardar varias horas en recargarse, un coche de hidrógeno puede repostarse en menos de 5 minutos, similar a un vehículo de gasolina convencional. Esto permite una mayor conveniencia y flexibilidad en comparación con la carga de batería tradicional.

Otra diferencia significativa es la autonomía. Los vehículos eléctricos de batería suelen tener una autonomía limitada, lo que puede generar preocupaciones por la distancia que se puede recorrer antes de tener que recargar. En cambio, los coches de hidrógeno ofrecen un rendimiento en carretera impresionante y una conducción de larga distancia, con una autonomía de hasta 483 km en el caso del Toyota Mirai.

Además, los vehículos de hidrógeno no emiten gases contaminantes ni COSu única emisión es agua, lo que contribuye a la reducción de la huella de carbono y a la mejora de la calidad del aire.

¿Qué tipo de combustible usa el Toyota Mirai?

El Toyota Mirai es un vehículo de 4 plazas propulsado por un motor eléctrico alimentado por una pila de combustible suministrada por hidrógeno. Fue presentado por Toyota en noviembre de 2014 en el Salón del Automóvil de Los Ángeles y salió a la venta en Japón en diciembre del mismo año. Desde entonces, se ha introducido en otros países como Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Noruega y Reino Unido.

El motor eléctrico del Toyota Mirai produce 155 CV de potencia y un par motor máximo de 335 N·m. El sistema obtiene el oxígeno del aire y el hidrógeno de dos depósitos cilíndricos ubicados en el eje trasero con una capacidad total de 122,4 litros. El hidrógeno almacenado pesa 5 kg y está comprimido a 70 MPa.

En cuanto a la pila de combustible, pesa 56 kg, mientras que los depósitos de hidrógeno pesan 87,5 kg. El sistema de pila de combustible convierte el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, que alimenta el motor eléctrico del vehículo. Como resultado, el único subproducto de esta reacción es agua, lo que contribuye a la sostenibilidad y la reducción de emisiones.

Además de la pila de combustible, el Toyota Mirai también cuenta con una batería de tracción de 1,6 kWh de níquel metal hidruro NiMH. Esta batería suministra electricidad al motor eléctrico a baja velocidad y se combina con la pila de combustible en condiciones de mayor demanda de energía.

¿Cómo se cargan los coches de hidrógeno?

Una de las ventajas más destacadas de los coches de hidrógeno es su proceso de repostaje rápido y sencillo. A diferencia de los vehículos eléctricos de batería, que requieren enchufarse para recargarse, los coches de hidrógeno se repostan con hidrógeno de manera similar a un coche convencional de gasolina o diésel.

El tiempo de repostaje de un coche de hidrógeno suele ser de entre 3 y 5 minutos, lo que lo hace comparable al tiempo necesario para llenar el tanque de combustible de un coche de gasolina o diésel. Esta rapidez de repostaje elimina la preocupación por la autonomía limitada y permite una mayor flexibilidad en los desplazamientos.

Actualmente, existen más de 100 estaciones de servicio de hidrógeno en funcionamiento en Europa, y se espera que este número aumente en los próximos años. Además, se están llevando a cabo iniciativas para abrir más estaciones de servicio de hidrógeno en todo el entorno, lo que facilitará aún más la adopción de los coches de hidrógeno.

La batería de hidrógeno es una alternativa prometedora para la movilidad sostenible, ya que ofrece una mayor autonomía, un tiempo de repostaje rápido y cero emisiones contaminantes. El Toyota Mirai es un ejemplo destacado de vehículo de hidrógeno que combina la eficiencia y el rendimiento de un automóvil eléctrico con la comodidad y la facilidad de repostaje de un vehículo convencional. Con el crecimiento continuo de la infraestructura de hidrógeno, es probable que los coches de hidrógeno desempeñen un papel importante en el futuro de la movilidad sostenible.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Batería de hidrógeno toyota: la alternativa sostenible para la movilidad? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información