Aguardiente adulterado con baterías: una práctica peligrosa y clandestina

El aguardiente es una bebida alcohólica tradicionalmente consumida en muchos países, conocida por su sabor fuerte y distintivo. Sin embargo, en los últimos años ha surgido una preocupante tendencia: la adulteración de esta bebida con baterías. Esta práctica clandestina y peligrosa pone en riesgo la salud de quienes la consumen y puede tener consecuencias graves.

Índice de Contenido
  1. Cómo está hecho el aguardiente
  2. Cómo se elabora el aguardiente
  3. Cómo saber si una botella de aguardiente está adulterada
  4. Recomendaciones de cuidado de la salud

Cómo está hecho el aguardiente

Para comprender la gravedad de esta situación, es importante entender cómo se elabora el aguardiente de manera legítima. El aguardiente se obtiene mediante la destilación de líquidos alcohólicos, que pueden provenir de la fermentación de azúcares o de la hidrólisis. Este proceso garantiza que la bebida sea segura para el consumo humano y cumpla con los estándares de calidad establecidos por las autoridades sanitarias.

Cómo se elabora el aguardiente

La elaboración del aguardiente es un proceso cuidadoso que requiere de conocimientos técnicos y de cumplimiento de normas estrictas. Sin embargo, los productores ilegales que adulteran el aguardiente no siguen estos procesos y utilizan métodos clandestinos y peligrosos.

La adulteración del aguardiente con baterías implica agregar pequeñas cantidades de líquido proveniente de las baterías de automóviles durante su elaboración. Esto se hace con el objetivo de aumentar el volumen y la rentabilidad del producto final. Sin embargo, esta práctica es extremadamente peligrosa, ya que las baterías contienen sustancias tóxicas como el ácido sulfúrico y el plomo, que pueden causar daños graves en la salud de quienes consumen el aguardiente adulterado.

Cómo saber si una botella de aguardiente está adulterada

Ante la alarmante situación de intoxicaciones y fallecimientos relacionados con el consumo de aguardiente adulterado, es importante saber cómo identificar si una botella de aguardiente ha sido adulterada. A continuación, presentamos algunas recomendaciones de la Secretaría de Salud:

  • Revisa el empaque: Verifica que la botella o el empaque no presenten manipulación, golpes o abolladuras.
  • Estado de la tapa: La tapa debe estar fija y sin goteos.
  • Integridad de los sellos y etiquetas: Verifica que los sellos, envolturas, tapas, bandas de seguridad, dosificadores, estampillas y etiquetas no hayan sido manipulados. No deben estar rotos o presentar mal aspecto.
  • Envase de cartón: Si el envase de la bebida alcohólica es de cartón con cubierta en aluminio, revisa que las pestañas de los costados estén bien pegadas.
  • Color y contenido: Observa que el contenido de la botella y el color correspondan al tipo de licor. Revisa la botella a contraluz para identificar posibles residuos o cuerpos extraños.
  • Información declarada: Verifica que la información declarada en las etiquetas, envases, tapas y estampillas corresponda al mismo producto. También debe indicar la fecha de vencimiento y contar con el registro sanitario del Invima.

Si sospechas de alguna inconsistencia en la botella de aguardiente, es mejor no consumirla. En caso de detectar alguna irregularidad en las botellas de bebidas alcohólicas, es importante denunciarlo a la autoridad competente a través de la Línea 123 de emergencias.

Recomendaciones de cuidado de la salud

La Secretaría de Salud ha identificado la presencia de metanol en varias marcas de bebidas alcohólicas adulteradas en Bogotá. El metanol es una sustancia altamente tóxica que puede causar graves daños en la salud, incluyendo daño al sistema nervioso central, visión borrosa, ceguera, dificultad respiratoria e incluso la muerte.

Para proteger tu salud y evitar el consumo de aguardiente adulterado, te recomendamos seguir estas precauciones:

  • No consumas bebidas destiladas producidas de forma artesanal: Estas bebidas no cumplen con los estándares de calidad y seguridad.
  • Evita comprar bebidas alcohólicas en la calle: Estos lugares no están regulados y es más probable que vendan productos adulterados.
  • No recibas licores de personas desconocidas: No sabes qué tipo de producto te están ofreciendo ni cómo ha sido manipulado.
  • Desconfía de precios demasiado bajos: Si el precio de una botella de aguardiente es sospechosamente bajo, es posible que esté adulterada.
  • Compra solo en comercios legales y autorizados: Estos establecimientos cumplen con las normas de seguridad y calidad.
  • Revisa los envases y etiquetas: Antes de consumir cualquier bebida alcohólica, asegúrate de que el envase esté en buen estado y que las etiquetas no hayan sido manipuladas.
  • Destruye la etiqueta: Una vez consumas el aguardiente, destruye la etiqueta para evitar que sea rellenada o vendida nuevamente.

Recuerda que tu salud es lo más importante y que el consumo de aguardiente adulterado puede tener consecuencias graves. Si sospechas que una botella de aguardiente está adulterada, no dudes en reportarlo a las autoridades competentes. Evita poner en riesgo tu vida y la de quienes te rodean.

¿Quieres encontrar más artículos similares a Aguardiente adulterado con baterías: una práctica peligrosa y clandestina? Te invitamos a explorar la sección de Baterías en Baterías Rincón para descubrir más contenido relacionado.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más Información